Nuestras razones

Dicen que los bebés tienen una esponjita en la cabeza que absorbe todo lo que les llega. Cuanto más pequeños son, más  rápidamente lo aprenden. Un lienzo en blanco donde los estímulos del exterior comienzan a dibujar el conocimiento…

Teniendo en cuenta la necesaria fantasía de cualquier cuento

y la inocencia de quienes se inician a leer o escuchan

estos cuentos clásicos desde muy corta edad, decidí hacer esta adaptación

para niños y niñas de hoy. lasrazones

Pero sobre todo para mis hijas.

Para que sean independientes y fuertes, aprendan a caerse y a levantarse, a decir “sí” o “no”, para que les guste lo que les dé la gana y para que sigan siendo tan maravillosas.